10 formas para dormir bien y lograr tus objetivos en la vida

Startups

Dormir bien está muy asociado con conseguir la mayorí­a de tus objetivos. Un mejor descanso proporciona un cuerpo y una mente más sanos, solo se necesita motivación.

Las promesas de año nuevo más populares se suelen centrar en perder peso, ponernos en forma, comer mejor, no estresarse o dejar malos hábitos y ser más productivos. Mucha gente se sorprenderí­a al saber cuan relacionado está dormir bien con conseguir la mayorí­a de estos objetivos.

Un mejor descanso está asociado a un cuerpo más sano y en su peso, más motivación y comidas más inteligentes. Dormir bien ayuda al cerebro a operar mejor, facilita el aprendizaje, la gestión del estrés y ayuda a resolver los problemas de atención. Por tus propios méritos, asegurarte de dormir bien te ayudará a establecer una meta medible, factible y beneficiosa: es fácil especificar la cantidad de sueño que necesitas, trazar medidas realistas y seguir el proceso.

Aquí­ tienes 10 maneras para dormir mejor este año y asegurarte mejor reposo y salud:

1. Establece una meta mejor en cuanto al sueño.

La mejor forma para empezar a mejorar un hábito es establecer la meta. Quizás es dormir 8 horas cada noche o levantarse antes. La clave es establecer un objetivo claro.

2. Motí­vate.

Pensar concienzudamente en por qué tu meta es importante te ayuda a desarrollar motivación para empezar a hacer progresos y continuar.

En una libreta, pizarra o teléfono, haz una lista de los beneficios de dormir mejor que te parezcan más motivadores, motivadores como estar más sano, perder peso, tener más energí­a o hacer más cosas. Ten esta lista en un lugar accesible.

3. Haz un plan y empieza.

Luego, subraya los pasos para llegar al final de tu objetivo. Mucha gente encuentra más fácil adaptarse a cambios graduales. Por ejemplo, planear irte a la cama 10 o 15 minutos antes cada semana puede ser más asequible que hacerlo de golpe, dos horas antes.

Sin embargo, después de calendarios vacacionales agitados, un restablecimiento completo durante un fin de semana largo puede ser más práctico. Lo que te funcione mejor para cada situación, planea algunos pasos de acción para empezar a trabajar en ello.

Posponer metas y resoluciones puede ser fácil después de que se desvanezca la motivación inicial, así­ que da el primer paso lo antes posible ¿Qué mejor noche para empezar que mañana?

4. Dormitorio a prueba de sueño.

El dormitorio sirve de fondo a los esfuerzos para llegar a un sueño de calidad, y factores como la luz, temperatura, ruido y distracciones pueden tener su impacto. Empieza bien el año organizando y ordenando la habitación. Evita interrumpir luz limitando elementos electrónicos y usando cortinas opacas o una máscara de ojos. Si vives en un sitio ruidoso pueden ayudar los tapones para los oí­dos. Por la noche, la temperatura debe ser baja, las sábanas deben estar limpias y ser transpirables.

5. Ten algunas estrategias para ir a dormir.

Intentar irte a dormir más pronto de lo usual no es fácil para la mayorí­a. A muchos se les hace complicado “apagar” el mundo por la noche. Intenta familiarizarte con estrategias como la relajación guiada, la respiración profunda, la visualización, la relajación progresiva de los músculos y otras técnicas para relajarte. Tener herramientas similares a las que recurrir a ayuda a evitar el estrés y la ansiedad en torno a la hora de acostarse.

6. Apaga TV y tablets.

Las investigaciones señalan el robo de sueño que supone la electrónica, incluyendo televisión, tablets, e-books, portátiles y smartphones. Estos dispositivos emiten luz, lo que afecta a tu reloj de sueño y crea distracciones mentales. Si luchar para conciliar el sueño y dormir pocas horas te suena familiar, reducir el uso de electrónica de noche puede ser útil.

7. Analiza los estimulantes.

Al intentar conciliar el sueño antes de lo habitual, ten cuidado con los estimulantes de los alimentos, especialmente por la tarde y la noche. Considera cambiar el café con cafeí­na, el té y las sodas por agua o descafeinados pasada la comida.

Otros comestibles como especias calientes, chocolate y azúcar pueden ser estimulantes para el sistema digestivo, lo que los hace aperitivos pobres. Los mejores aperitivos nocturnos según expertos entrevistados por la revista Time incluyen nueces, galletas, pan de trigo, palomitas de maí­z, verduras o pequeñas porciones de proteí­na.

8. Evita el retraso post semanal.

Irse a la cama y levantarse de forma regular mantiene el reloj biológico del sueño en marcha y hace que sea más fácil evitar problemas del sueño. Irse a dormir tarde el fin de semana puede significar menos sueño la noche del domingo y suponer un reto volver a la rutina el lunes. Intenta normalizar horarios con menos de una hora de variación, incluso los fines de semana. Evita retraso post-semanal; irse a la cama y despertarse de forma regular también puede ayudar a mantener un peso sano.

9. Siesta inteligente.

Las siestas han sido asociadas a varios beneficios y déficits dependiendo del momento del dí­a y la duración de la misma. Algunos expertos sugieren renunciar por completo a las siestas cuando se restablece un horario de sueño. Aquellos a los que les guste dormir siesta deberí­an probar a planear esos mini descansos cerca de su caí­da natural en el horario de alerta (normalmente después de comer) y limitarlas a menos de 30 minutos para no echar a perder los horarios nocturnos.

10. Mantén el control de los progresos.

Una parte importante de cumplir los objetivos es monitorizar el progreso. Establece un calendario para hacerlo, quizá una vez al mes. Esto puede ayudar a proporcionar estí­mulo para seguir con el plan, incluso tras salirse de la pista de vez en cuando.

También hay un montón de aplicaciones de seguimiento del sueño y dispositivos portátiles por si el monitoreo y análisis más detallado sirve para inspirarte una mayor motivación. A diferencia de las dietas de moda y otros objetivos de vida corta, poner por objetivo dormir mejor en 2015 dará sus frutos en los próximos años. Es una de las mejores maneras de apoyar a varios aspectos de la salud a la vez. Es fácil y no cuesta mucho. Todo lo que necesitas es un poco de motivación e integración de los hábitos de sueño saludables en la rutina habitual.

Via Entrepreneur

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *