10 personas a evitar que ponen en riesgo un negocio

Startups

Si quieres construir un gran negocio, debes saber escoger a quien dejas entrar y a quien no. Aquí tienes 10 clases de personas que deberías evitar si estás empezando un negocio

Las emociones y comportamientos deben circular por las redes de la sociedad de forma similar al modelo epidémico del virus de la gripe. Cada persona positiva que dejas en tu vida incrementa tus posibilidades de ser positivo en un 11%, según un estudio publicado en 2010 de los “Procedimientos de la Sociedad Real”. Resumiendo: “Sólo se necesita a un amigo triste para doblar la posibilidad de un individual de ser infeliz”. Imaginando a quien evitar y a quien dejar entrar no será siempre fácil. Pero con un poco de práctica, serás realmente bueno en alejarte de la gente que hundirá tu negocio. Aquí tienes 10 clases de personas (empleados y clientes) que deberías evitar si estás empezando un negocio:

La Sirena

Las Sirenas son esas personas increíbles y tentadoras que entran en tu negocio y te distraen por completo. Más que cualquier otra, esta gente tiene el poder de robar tu atención y hacer que tus esfuerzos no valgan nada ni avancen. Muchas promesas han sido sacrificadas por Sirenas. Muchos negocios se han vendido por mucho menos de lo que valen y otros se han rendido a esquemas de hazte-rico-rápido que algunas Sirenas les metieron en la cabeza. No permitas que esto te pase. No dejes que una persona increíble te haga olvidar que tú y tu negocio también tenéis algo impresionante que ofrecer al mundo.

La Cabra 

Las Cabras son esas personas salvajemente carismáticas, con el don del habla y mucha suerte que parecen poder escaparse de todo. Estas personas tienen varias fortalezas. El problema es que usan sus fortalezas de forma tortuosa. Las Cabras tienen una cierta ambición para convencer a otros para tomar malas decisiones. Si de repente te encuentras tomando malas decisiones de negocios cada vez que estás con alguien en particular, es momento de cortar esa relación de negocios.

El Elefante

Un elefante nunca olvida. Los Elefantes son esa gente que siempre recordarán tus errores. No te dejarán avanzar recordando lo que solías hacer antes o cuánto la cagaste en un pasado. No dejes que un Elefante te ancle al pasado. Todo el mundo comete errores, especialmente los emprendedores. Si fallas significa que has aprendido, así que sigue tu camino hacia adelante.

El “Hater” (odiador)

Los Haters son gente que quiere estar en la cima pero sin trabajar para conseguirlo. En lugar de eso, quieren hundir a los de su alrededor para que parezca que ellos están por encima. Los Hater son perdedores pero pueden servir como forma de motivación de un modo extraño. No dejes que los Haters entren en tu negocio pero úsalos como motivación para hacer tu negocio lo más fuerte que puedas.

El Narcisista

Los Narcisistas son gente con talento pero demasiado pendientes de sí mismos como para hacer algo. Son especialmente malos en cuanto a la orientación de un equipo. Un Narcisista incluso puede animarte a poner la imagen de tu empresa por encima de su reputación. Esto es siempre una mala idea. Cuando empiezas un negocio, es mejor ser transparente y auténtico. No intentes que las cosas parezcan más grandes de lo que son y evita simular ser alguien que no eres. En vez de eso, sé real. Mantén al Narcisista lejos de tu Startup y concéntrate en tu reputación y no en tu imagen.

El Némesis

Cuando empiezas un negocio, a veces tendrás que trabajar con alguien a quien no soportas y que no te soporta. Si no tienes cuidado, esto puede ser una gran distracción. Intenta darte cuenta de que a menudo, lo que no te gusta de tu Némesis es probablemente algo que no te gusta de ti o algo de ti que te gusta demasiado. En cualquier caso, algo está reñido con tu identidad y la única forma de arreglarlo es darle la vuelta al espejo y fijarte en ti, no en tu Némesis. Tu adversario puede ser tu advertencia, según cómo. Si traes un Némesis a tu Startup, usa a esa persona para aprender de ti mismo. Una vez hagas eso, él o ella dejará de ser tu Némesis.

El Ares

Ares es el Dios griego de la guerra. Un Ares adora el conflicto. Son adictos al drama y a ganar a toda costa, incluso si no hay nada que ganar. Todo tiempo invertido en corregir o incluso intentar entender un Ares, es un tiempo perdido. Mejor ignórale y mantenle alejado de tu negocio.

El Dionisio

Dionisio es el Dios griego del vino, las fiestas y el placer. Un tipo Dionisio es un buscador de placer con no más paciencia que por todo aquello que le reporte una mínima gratificación. Cuidado con dejar a esta gente en tu negocio porque el fundamento de cualquier tipo de placer es igualmente adictivo y consumidor de tiempo. Es importante tener amigos y divertirse, pero nunca debes sacrificar tu Startup por alguna noche en vela.

El Gato Negro

Algunas personas pueden entrar en tu negocio e iluminarlo. Otros entran y lo matan. Los Gatos Negros son esto último. Son esa clase de gente que parece tener una nube negra siguiéndoles a todas partes. Esta clase de gente no tiene suerte, son negativos y siempre están deprimidos. No te sientas mal por ellos. Les gusta estar a un lado. Les gusta la atención que eso les da, así que déjales sentar, pero asegúrate de que se sientan fuera.

El Gato Gordo

Los Gatos Gordos son esas personas que vendrán, te rodearán de dinero y te ofrecerán la luna. Tanto si son inversores o “venture capital” de altas marcas, no dejes que te cieguen con su dinero y te distraigan del hecho de que quieren controlar tu empresa y hacer dinero de ti. Ten cuidado con a quién le dejas tu negocio. No has trabajado duro para ver arder la reputación de tu marca entre las pezuñas de un Gato.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *