13 pasos para escribir contenido efectivo y de calidad

Startups

Contenido efectivo es aquel que atrae, entretiene y, sobre todo, te ayuda a conseguir tus objetivos de negocios. Pero primero, ¿qué es contenido efectivo?

Aquel que te hace conseguir tus objetivos de negocios, como cerrar ventas, conseguir subscriptores, etc. Es contenido que la gente quiere leer.

Para ello, utiliza los siguientes 13 pasos que te ayudarán a escribir contenido efectivo:

1. Usa tu propia voz

Igual que tu página web necesita colores consistentes, tipografías y un diseño, tus escritos necesitan ser consecuentes en su tono y estilo. El modo más fácil de hacerlo es escribir usando tu propia voz.

2. Las historias son más interesantes y memorables que los hechos y cifras frías

Escribe como el ser humano que eres, no como un robot de ventas y marketing.

3. Escribe para tu audiencia, no para ti

Usa lenguaje que puedan entender y di lo que sea importante para ellos (más que lo que lo es para ti). Háblales a ellos y a sus necesidades. Facilita respuestas a las preguntas o preocupaciones que puedan tener. Reserva tu extenso vocabulario para el Scrabble.

4. Céntrate en los títulos

El ochenta por ciento de la gente lee todos los títulos, solo un 20 por ciento lee todo el contenido. Debes saber que independientemente de lo bueno que sea tu contenido, la gente lo leerá en diagonal buscando lo que quieren y les interese. Haz esa búsqueda fácil mediante buenos encabezamientos.

5. Resume los puntos importantes o conclusiones justo al principio de la página.

En caso de que el lector deje de leer ahí, cogerá la esencia.

6. No seas demasiado listo o creativo

La escritura creativa y recargada tiene su espacio. Para tu página web, no confundas a tus lectores haciéndoles pensar qué quieres decirles con tu creatividad.

7. Usa el lenguaje que usa tu audiencia

Copia cómo habla y las palabras que usa tu audiencia. ¿Cómo darte cuenta de eso? Mira quién lee tu web, quién te comenta los posts, se subscribe a tus newsletters o compra tus productos. Echa un vistazo a sus páginas web, emails y publicaciones en redes sociales. Incluso puedes preguntar a un comprador que te describa tu producto.

8. Una página = un foco de atención

¿Qué se supone que tienen que hacer alguien después de haber leído alguna página? Sé claro con el siguiente paso con links, botones o cualquier tipo de call to action,

Ejemplos: compra tu producto, contrata tu mailing list, lee otro artículo relacionado o deja un comentario. Escoge la siguiente acción, pero no todas.

9. No necesitas ser “vendible” para vender

Ser honesto funciona, igual que lo hace enseñar o simplemente explicar cómo funciona algo. Céntrate en los beneficios de tu audiencia, no en sus características.

10. Conviértete en un “curador”, no en un coleccionista de palabras

Corta tanto como sea posible. No te preocupes del recuento de palabras, sólo de dejar bien claro aquello que quieres decir.

11. Demuéstralo

¿Puedes respaldar lo que dices con testimonios? Usa estudios, ejemplos reales, historias de éxito, o incluso tweets incrustados de tu audiencia hablando de tu producto.

12. Hazte un sitio

Tu audiencia no es todo el mundo, y no vas a complacer a todos los que te lean. Ten una opinión, haz una línea en la arena, y ponte como objetivo complacer a tu audiencia.

13. Sé 100% técnicamente correcto

Nada de errores gramaticales, voces pasivas o errores ortográficos. Contrata un copy o un corrector para que se ocupe de ello línea a línea.

La lección más importante es: Escribe con pasión por lo que haces. Muestra tu entusiasmo por cómo tu negocio ayuda a sus compradores. Enseña a tus lectores por qué te importan, y ellos te recompensaran importándoles también.

Via The Next Web

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *